Infusiones de Ajo

Infusiones de ajo

El ajo ha sido utilizado desde el tercer milenio a.C por sus grandes propiedades beneficiosas para la salud. Además de ser añadido como ingrediente especial para resaltar el sabor de muchos platos, puede beberse en forma de infusión con fines terapéuticos y para adelgazar ¿Y tú has probado alguna vez las infusiones de ajo? Conoce todos los  efectos beneficiosos que este tipo de bebida medicinal te puede aportar.

Te invitamos a conocer también los beneficios de las infusiones de Angélica

Origen y características

Se conoce que el té de ajo era utilizado originalmente en la antigua Grecia, India y Egipto, posteriormente, se expandió su consumo hasta convertirse en una hortaliza utilizada a nivel mundial.

El ajo tiene grandes cualidades culinarias, puede incorporarse a una enorme cantidad de recetas. Sin embargo, una forma sencilla de aprovechar sus virtudes, aunque mucha gente no lo practica, es en forma de infusión.

El sabor ardiente y punzante del ajo, se debe a los componentes formados por la aliína, un aminoácido azufrado.

Propiedades y beneficios de las infusiones de Ajo

Propiedades infusiones de ajo

Propiedades infusiones de ajo

Las infusiones de ajo se caracterizan por ser un antibiótico natural, tener propiedades antioxidantes y ayudar a regular la flora intestinal. Otras de sus virtudes son:

  1. Fortalece el sistema inmunológico

El aojo protege el cuerpo contra infecciones y enfermedades.

  1. Ayuda a mantener estable los niveles de colesterol

Una infusión de ajo ayuda a reducir los niveles de colesterol malo en sangre, protege el corazón y el sistema cardiovascular.

  1. La infusión de ajo par la salud del sistema digestivo

Esta bebida de ajo ayuda a regular la flora intestinal, sin destruirla. También elimina a los parásitos y lombrices, cumpliendo una función protectora.

  1. Evita la retención de líquidos

Para personas que sufren de retención de líquidos, una infusión o té de ajo ayuda a solucionar este problema gracias a sus propiedades diuréticas.

  1. Propiedades beficiosas para la piel

Esta bebida natural de ajo tiene propiedades antisépticas, antifúngicas y bactericidas, que la convierten en un remedio natural efectivo para tratar quemaduras, picaduras de insectos y hongos en la piel.

  1. El ajo regula el azúcar en sangre

Las personas que padecen de diabetes pueden aprovechar las virtudes de una infusión de ajo, ya que ayuda a regular la glucosa.

  1. Es un remedio natural contra la hipertensión arterial

El ajo tiene un efecto vasodilatador que hace la sangre más fluida y es perfecto para tratar los problemas de hipertensión.

  1. Infusiones de ajo para adelgazar

Es una bebida depurativa, que ayuda a quemar la grasa corporal y a acelerar el metabolismo, por lo que ayuda a delgazar y a bajar de peso. Para lograrlo, bebe infusiones de ajo en ayunas cada mañana.

Composición

Una infusión de ajo contiene aceites esenciales, principalmente compuestos de sulfuro como el bisulfuro de alilo.

Posee aminoácidos como arginina, leucina, valina, lisina y el ácido glutamínico. Destaca su contenido en aliína, que se transforma en alicina por acción de ciertas enzimas. La alicina se convierte en ajoeno, y estos dos componentes son los principales responsables de las propiedades medicinales.

Cuenta con minerales como el calcio, magnesio, selenio, fósforo, y potasio. Además, un vaso de té de ajo aporta vitaminas A, B, y C.

Entre otros compuestos, el ajo posee flavonoides como la quercetina, rutina, apigenina, clorofila, y kaempferol.

Conoce además qué beneficios aporta las infusiones de Abedul

Preparación de infusión de ajo

Preparación infusiones de ajo

Preparación infusiones de ajo

Preparar una infusión de ajo, resulta muy práctico:

  • Hierve la medida de una taza de agua
  • Utiliza tres dientes de ajo por cada taza de agua
  • Añade el ajo cortado en forma de láminas
  • Deja reposar tapado por varios minutos
  • Cuela el agua por un filtro y procede a tomar la infusión de ajo caliente

Para disimular un poco el sabor fuerte del ajo, puedes endulzar con miel  y añadir zumo de limón. También hay quienes lo mezclan con otras hierbas, como la menta, u otros sabores fuertes como el toronjil con limón y jengibre, que ayudan a contrarrestar el gusto acentuado del ajo.

Advertencia y contraindicaciones

Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia deben evitar ingerir infusiones de ajo. También está contraindicado en personas con problemas de coagulación sanguínea, problemas de hipertiroidismo, y en mujeres que presentan una menstruación muy abundante.