Infusión de Diente de león

El diente de león, también conocido como achicoria silvestre, es una planta pequeña y populosa que en primavera, nos brinda prados floridos con un hermoso amarillo, intenso y sonriente. Además de adornar el césped con sus llamativas flores, esta hierba es un remedio natural efectivo para varios trastornos y sobre todo, un excelente diurético y purificador. Ahora veamos en detalle todas las propiedades de las infusiones de Diente de león y sus efectos tan importante sobre la salud.

Origen y características de Diente de león

El diente de león cuyo nombre científico es Taraxacum officinale pertenece a la familia Asteraceae Composite. Es una planta de origen europeo y de América del Norte, que crece hasta 2000 metros de altitud naturalmente en clima templado, campos y huertos. Su flor es de color amarillo dorado, con semillas que los niños disfrutan de soplar a los cuatro vientos; su raíz es muy grande y sus hojas son simples con un borde dentado.

Propiedades y beneficios de las infusiones de Diente de león

Beneficios-té-diente de león

Esta planta es conocida desde la antigüedad por sus enormes virtudes y siempre ha estado presente en la medicina herbal con sus raíces y hojas útiles. Estas son algunas de sus propiedades y beneficios que puedes aprovechar.

Protege funcionamiento del hígado

El diente de león es un aliado para el bienestar del hígado y para la digestión. Esta hierba espontánea, gracias a su acción colerética y colagoga, estimula la producción y secreción de bilis. Además, se utiliza tradicionalmente en el caso de cálculos biliares, para estimular la actividad hepática y la vesícula biliar. Los tallos de diente de león, digeridos frescos, te aportan alivio en caso de dolor en el hígado.

Reduce el colesterol

Los efectos beneficiosos del diente de león en el hígado también favorecen la eliminación del exceso de colesterol en la bilis, por lo que esta su infusión es muy efectiva en caso del colesterol alto.

Estimula la diuresis

El diente de león se utiliza tradicionalmente en forma de infusión y té de hierbas por su acción diurética. Su ingesta es particularmente útil en caso de edema, retención de agua y celulitis, ya que estimula la diuresis y ayuda a contrarrestar el estancamiento de los líquidos. Este efecto también te ayuda a perder peso.

Diente de león para la circulación sanguínea

Esta planta curativa, ejerce una acción fluidificante sobre la sangre. Por esta razón, parece ser un remedio natural muy efectivo en caso de varices en las extremidades inferiores. Esta acción beneficiosa de la infusión de diente de león también la puedes aprovechar para el tratamiento de la celulitis y la retención de agua.

Construye huesos fuertes

Con oligoelementos como calcio, zinc, magnesio y hierro, el té de diente de león le proporciona a tu cuerpo lo que necesitas para crear huesos fuertes y defenderte de la osteoporosis. Esto es especialmente importante a medida que envejeces, ya que la densidad mineral ósea comienza a disminuir naturalmente sin una suplementación constante.

Calma los trastornos digestivos

El té de diente de león actúa como un estimulante digestivo y un laxante suave para mantener los intestinos funcionando como debe ser. Esto significa que una taza de infusión de diente de león después de una comida, puede acelerar el proceso digestivo, eliminar el estreñimiento y reducir los calambres y la hinchazón.

Reduce la inflamación

La inflamación crónica puede causar una serie de síntomas de salud no deseados, como dolor en las articulaciones, dolores musculares e incluso dolores de cabeza. Los antioxidantes en el té de diente de león actúan como agentes antiinflamatorios para ayudar a tu organismo a reducir el dolor y la hinchazón en los tejidos infectados.

Ayuda a prevenir infecciones del tracto urinario

Debido a los efectos diuréticos naturales de las infusiones de diente de león, resulta un tratamiento eficaz para las infecciones del tracto urinario, especialmente cuando se asocia con pasto de gayuba. El aumento de la micción debido al té limpiará los riñones, lo que dificultará el desarrollo de una infección.

Previene enfermedades crónicas

Con una poderosa mezcla de antioxidantes, una taza de infusión de diente de león puede ayudar a tu cuerpo a combatir los radicales libres, minimizando el estrés oxidativo que puede llevar al cáncer y otras enfermedades crónicas. De manera similar, estos antioxidantes ayudan a fortalecer tu sistema inmunológico para reducir el riesgo de contraer una infección.

Favorece la belleza y la salud de la piel

Las infusiones y decocciones de diente de león son útiles para tonificar y reafirmar los tejidos y mejorar la complexión de la piel. El diente de león también te puede servir para calmar el eczema y aligerar las pecas.

Es una alternativa al café, sin cafeína

La infusión con raíces de diente de león tostadas, ofrece una alternativa satisfactoria y sin cafeína que se asemeja al sabor del café. Al consumirla, obtendrás un poderoso impulso de antioxidantes y minerales sin el inevitable choque energético que acompaña al café.

Composición de Diente de león

Composición diente de león

El compuesto nutricional de las hojas y raíz de diente de león contiene vitaminas B, C y E. También proporciona calcio, hierro, potasio, vitaminas K, A y B6, así como riboflavina y flavonoides. Los esteroides, ácido linoleico y tiamina, el caroteno y la luteína, así como las propiedades antirreumáticas y espasmolítico, y sus principios amargos, son los principales responsables del funcionamiento del hígado y la vesícula biliar, así como del sistema digestivo.

¿Cómo preparar infusión de Diente de león?

El té o las infusiones de diente de león se preparan con las raíces, hojas o flores de diente de león infundidas en agua caliente para liberar sus compuestos beneficiosos. El sabor y el valor nutricional de su té varían dependiendo de la porción y la parte de la planta que utilices.

Para tratar cualquier tipo de dolencia o enfermedad, te recomendamos tomar de 2 a 3 tazas al día de una infusión preparada con 50 gramos de raíz u hojas de diente de león, en un litro de agua. También se puede preparar con 10 gramos de diente de león en polvo.

La infusión se prepara hirviendo el agua hasta la ebullición y dejando reposar la porción de diente de león entre 7 y 10 minutos.

Adicionalmente, los tallos de diente de león se pueden masticar crudos, mientras que las hojas y las flores se pueden ingerir en ensaladas, sopas y caldos de verduras. Con las flores de diente de león también se prepara un exquisito jarabe dulce llamado miel de diente de león.

Contraindicaciones de las infusiones de Diente de león

Dermatitis: el diente de león parece estar libre de toxicidad, pero puede causar dermatitis de contacto debido a la presencia de lactonas sesquiterpénicas.

Cálculo u obstrucciones del tracto biliar: los especialistas no recomiendas su uso en caso de oclusiones del tracto biliar o si existen cálculos en la vesícula, ya que podría empeorar la situación del paciente.

Embarazo y la lactancia: no está comprobado el uso de de diente de león durante el embarazo y el periodo de lactancia. Por lo que no se recomienda su uso.

¿Sabías que el diente de león es uno de los primeros alimentos para las abejas en la primavera? Así que asegúrate entonces de tomar lo que necesitas para preparar tus infusiones y dejar lo suficiente para que estas criaturas también disfruten de sus aportes nutricionales.