Infusiones de Equinácea

En la antigüedad, los americanos utilizaron la equinácea como medicina herbal para tratar una multitud de problemas de salud: fortalecer, prevenir o tratar infecciones del tracto respiratorio e incluso contra las mordeduras de serpientes. Debido a la llegada de antibióticos, la planta ha dejado de ser utilizada. Sin embargo, los médicos alemanes y suizos continuaron utilizándola en el ejercicio de su profesión. Conoce más sobre los beneficios de las infusiones de equinácea y aprende a sacarle el máximo provecho.

Origen y características de la Equinácea

Se han descubierto semillas de equinácea que datan del siglo XVII durante las excavaciones arqueológicas en las grandes llanuras de América del Norte, de donde son nativas. Ahora se cultivan en todos los países con climas templados, bajo el sol y en suelos bien drenados. De las 9 especies que contiene la familia Asteraceae, la equinácea angustifolia, pallida o purpurea, son las más utilizadas para fines medicinales.

Su tamaño crece aproximadamente 1 m de altura, su flor se asemeja un poco al girasol, puedes encontrarlas de distintos colores para ornamentar: color rosa, rojo, amarillo y, a veces, blanco. El centro de la flor está cubierto con picos puntiagudos y sus hojas son suaves como el girasol.

Propiedades y beneficios de las infusiones de Equinácea

Propiedades y beneficios de equinácea

El principal uso de la planta es para resolver problemas de gripe y para fortalecer el sistema inmunológico, pero esta planta ofrece mucho más que eso. Observa todos los beneficios que puedes obtener en las preparaciones de té o infusiones.

La equinácea combate el cáncer

Un estudio realizado en 2010 encontró que la equinácea contiene fitoquímicos que pueden ser efectivos en la lucha contra los tumores de cáncer de cerebro. De hecho, su uso se recomienda cada vez más en apoyo de las terapias convencionales contra el cáncer.

Fortalece el sistema inmunológico

Se cree que la equinácea aumenta el número de anticuerpos y glóbulos blancos en el cuerpo, lo que mejora la respuesta inmune a los agresores. Por lo tanto, es útil tanto para la prevención como para la curación de resfriados. Específicamente 10 miligramos de equinácea por kilogramo de peso corporal, tomados durante 10 días, es un estimulante para el sistema inmunológico.

La equinácea es un potente analgésico

El uso tradicional de té de equinácea se relacionó principalmente con su capacidad para reducir el dolor. De hecho, esta planta puede ayudar a enfrentar diversas dolencias físicas como:

  • Dolor intestinal
  • Dolores de cabeza
  • Malestar relacionado con el herpes.
  • Procesos relacionados con la gonorrea.
  • Molestias provocadas por el sarampión.
  • Mordeduras de serpiente
  • Irritaciones de la garganta
  • Problemas estomacales
  • Angina de pecho
  • Dolor en los dientes

Funciona como un laxante

Al igual que muchas otras hierbas, el té de equinácea es particularmente efectivo en el cuidado del estómago y el tracto digestivo en general. Por ejemplo, puede usarse como un laxante natural suave para aliviar los problemas de estreñimiento.

Efecto antiinflamatorio

La inflamación crónica es la fuente de gran parte de las enfermedades. La equinácea combate eficazmente la inflamación, ayudando a revertir y aliviar los efectos. Incluso ha sido utilizada para combatir la uveítis, inflamación de los ojos. Las personas que sufren afecciones inflamatorias, incluida la artritis reumatoide, pueden consumir regularmente infusiones de equinácea.

Mejora los problemas de la piel

El té de equinácea es extremadamente efectivo para los problemas de la piel y también puede ayudar a regenerarla. Algunas afecciones que se pueden tratar son:

  • Picaduras de artrópodos
  • Eccema
  • Inflamaciones de la piel
  • Psoriasis
  • Mordeduras de serpiente
  • Picaduras de insectos

Favorece la salud mental

Esta planta a través de té e infusiones, puede tratar los problemas relacionados con el trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad. Las personas con este trastorno generalmente tienen más probabilidades de experimentar perturbaciones emocionales, como ansiedad, depresión o fobias sociales.

Alivia los problemas respiratorios

Gracias a sus propiedades inmunes, antiinflamatorias y broncodilatadoras, los brebajes de equinácea ayudan a aliviar los síntomas respiratorios causados por las siguientes enfermedades y trastornos:

  • Sinusitis
  • Resfriado
  • Gripe
  • Asma
  • Difteria
  • Faringitis
  • Tuberculosis
  • Ataques de tos

Ayuda a controlar las infecciones

Esta planta preparada en té o infusiones, resulta muy eficaz para combatir distintos tipos de infecciones en distintas partes del cuerpo.

  • Infecciones vaginales
  • Infecciones de sangre
  • Periodontitis
  • Malaria
  • La sífilis
  • Infecciones del tracto urinario
  • Candidiasis vaginitis

Ofrece virtudes en el cabello

La equinácea también tiene beneficios cosméticos para el cabello: promueve su crecimiento y disminuye la caída. De hecho, mejora la circulación sanguínea del cabello y fortalece los folículos. También elimina la caspa y alivia la picazón causada. Otro factor positivo es que nutre e hidrata el cabello por sus ricos elementos hidratantes y nutritivos.

Composición de la Equinácea

La planta de equinácea contiene distintos componentes que promueven sus efectos medicinales, preventivos y cosméticos.

  • Polisacárido
  • Aceites esenciales
  • Fitoquímicos
  • Alquilamidas
  • Poliacetilenos
  • Glicoproteínas
  • Flavonoides: derivados del ácido caféico

¿Cómo preparar infusiones de Equinácea?

Preparación de infusiones de equinácea

Todas las partes de la equinácea se utilizan en infusiones para fines medicinales: jugo de la planta fresca, partes aéreas, raíces o su extracto alcohólico o tintura madre.

Puedes ingerir la equinácea en te o infusiones cuando sientas los primeros signos de alteración de la salud o simplemente de forma regular para prevención de enfermedades y para fortalecer el sistema inmunológico.

Utiliza 2 cucharadas de equinácea para 1 litro de agua. Pon la parte de la planta que prefieras en agua y hierve, cocina a fuego lento durante 2 minutos y luego deja reposar durante 15 minutos. Si deseas suavizar el sabor de la bebida, utiliza miel o edulcorante. Bebe preferiblemente durante el día.

Advertencias de las infusiones de Equinácea

Los brebajes de equinácea no han presentado contraindicaciones importantes, sin embargo, algunas advertencias deben considerarse.

  • Pueden presentarse efectos secundarios muy raros como molestias digestivas leves, mareos, náuseas, reacciones alérgicas, cuando se usan dosis de equinácea demasiado altas.
  • Las personas con reacción alérgica hacia los componentes de las plantas de la familia asteraceae, tampoco deben ingerir los brebajes de equinácea.
  • Para personas que usan terapia inmunosupresora, la equinácea se opondría a este tratamiento.
  • Existe una posible interacción con ciertos medicamentos como itroconazol, lovastatina (estatina) y fexofenadina, así como la píldora anticonceptiva.

¿Sabías que la palabra equinácea purpurea se deriva del griego “equinos” y cuyo significado es “erizo”?,  lo cual está relacionado con la apariencia de su hermosa flor.