Infusiones de Grosellero

El Grosellero en una planta perteneciente a la familia botánica de las Grossulariaceae, de las cuales hay unas 150 especies. Las más adecuadas para el cultivo, tanto en entornos domésticos como para usos medicinales, son las variedades rojas, negras y blancas. Aunque de la hoja seca se extrae la mayor parte de sus beneficios medicinales, su fruta es muy consumida en extractos y jugos. Esta fruta se encuentra en la categoría de bayas silvestres como las frambuesas. Junto a las hojas secas de la planta, estas bayas  proporcionan a través de las infusiones de grosellero, numerosos beneficios para la salud. Conoce cuáles son.

Origen y características del Grosellero

La planta de grosellero es un arbusto perenne de origen francés, generalmente espeso, que, según la variedad y la técnica de cultivo, puede alcanzar alturas hasta 3 metros. Las hojas de la planta son simples con hasta 5 lóbulos, tienen un borde serrado y terminan en un ápice alargado de forma aguda.

Las flores del grosellero constan de 5 sépalos verdosos o pardos, a veces salpicados de rojo. Tienen el mismo ancho que los pétalos, pero son el doble de largos.

La flor luego se convierte en las conocidas bayas: pequeños racimos formados por frutos con un aspecto brillante y un sabor agrio típico; son redondos y se distinguen por ser rojo, blanco  negro, dependiendo de la especie.

Variedad de grosellero

Variedad de grosellas

El género Ribes incluye más de 150 especies diferentes, pero con referencia a la fruta más comercializada, tres se identifican principalmente:

  • Planta de Grosella negra (R. nigrum)
  • Grosella roja (R.rubrum)
  • Versión de Grosella espinosa (R.grossularia), con bayas blancas o de color amarillo verdoso.

Propiedades y beneficios del Grosellero

Beneficios del grosellero

La planta del grosellero, al igual que su fruta, se utiliza para fines terapéuticos. Ésta tiene una acción diurética, refrescante y ligeramente laxante. Según la tradición popular, es buena para quienes padecen reumatismo, artritis, gota, dispepsia e insuficiencia hepática. Esta planta está indicada para muchos otros problemas de salud; aquí te listamos la mayoría.

Grosellero para las vías urinarias

El grosellero puede ser útil en casos de infecciones que afectan el tracto urinario, ya que contribuye a la regularización de la diuresis y la eliminación de toxinas concentradas a nivel de los riñones. Esta planta a través de sus infusiones, también te puede parecer útil en casos de cistitis crónica, así como para desinfectar la uretra y la vejiga, lo que te ayuda a prevenir cálculos renales.

Propiedades diuréticas y depurativas

La grosella en cualquiera de sus versiones, te aporta propiedades diuréticas y purificantes. Para este propósito, puedes usar la hoja seca para hacer cocciones o infusiones de hierbas de grosellero y tomar regularmente todos los días.

Favorece el movimiento intestinal

Al ser ricas en fibra, estas bayas rojas, negras o blancas, así como las hojas secas para preparaciones de té o infusión, pueden facilitar la regularización del tránsito intestinal. Esto te ayuda a resolver problemas como el estreñimiento y favorece la eliminación de toxinas del cuerpo.

Efectos antiinflamatorios

El grosellero es una planta con propiedades antiinflamatorias que también puede ser útil contra los dolores reumáticos, la artritis y la gota. La puedes consumir como calmante, especialmente para los dolores en las articulaciones. El consumo de esta fruta y sus hojas en brebajes, te ayuda a reducir la inflamación y la retención de agua en las áreas afectadas de las articulaciones.

Puede favorecer la salud visual

La planta de grosellero y su fruta grosella, son excelente opción para la salud de tus ojos. La ingesta en jugos o infusiones de la hoja, de hecho, pueden contrarrestar la miopía gracias a la presencia de flavonoides. También puede mejorar la vista en horas de la noche. Los compuestos antioxidantes tienen una acción protectora contra la retina, lo que previene la degeneración macular, una patología típica de la edad avanzada.

Propiedades antioxidantes y anticancerígenas

La presencia de vitamina A, vitamina C, flavonoides y betacaroteno, además de sus propiedades antioxidantes, le da a la hoja del grosellero y, más generalmente, a todas las bayas, la capacidad de prevenir tumores. La grosella contrarresta los radicales libres, reduciendo el  envejecimiento celular y la lucha contra la aparición del cáncer, así como las enfermedades cardiovasculares.

Es un aliado del sistema inmunológico

Las infusiones de la hoja seca del grosellero negro, tienen propiedades diaforéticas, que pueden estimular la sudoración, lo que lo hace muy útil en caso de fiebre. Además, la abundante presencia de vitamina C, fortalece el sistema inmunológico y protege al cuerpo de los resfriados.

Contiene propiedades digestivas

La presencia de pectina, es una fibra dietética que forma una masa gelatinosa capaz de proteger el intestino. También ayuda a absorber los microorganismos responsables de trastornos, como la flatulencia y la diarrea. Los ácidos presentes en la fruta y en la hoja del grosellero, también te  pueden ayudar a estimular las secreciones gástricas, favoreciendo la digestión.

Planta de grosellero para la piel

La vitamina A contentiva en la hoja del grosellero y las bayas negras, son útiles para mantener intactas las membranas mucosas y la piel, a fin de protegerlas de agentes contaminantes y atmosféricos. El consumo de estas bayas también puede limitar los efectos de las alergias, ya que tiende a contrarrestar trastornos como la picazón y descongestionar la nariz tapada.

Es efectiva para la circulación sanguínea

Las venas varicosas son causadas por una mala circulación. En estos casos, la grosella negra y su planta a través de las infusiones, pueden mejorar esta condición y al mismo tiempo contrarrestar la fragilidad de los capilares.

Componentes del Grosellero

Componentes del grosellero

Al igual que las hojas del grosellero, la fruta también contiene buenas cantidades de fibra, azúcares, ácidos orgánicos y pectina.

La fruta de la grosella es 78 por ciento de agua, 3,4 por ciento de fibra dietética, 0,9 por ciento de proteínas y 6,5 por ciento de azúcar.

Entre las sales minerales presentes se encuentran sodio, potasio, calcio, fósforo y hierro. También se encuentran vitaminas como A, las del grupo B o la vitamina C, así como ácidos orgánicos, el ácido cítrico y el ácido málico. También están presentes los flavonoides, taninos, antocianinas y pectina.

Cómo se prepara la infusión del Grosellero

Se pueden aprovechar las propiedades diuréticas y purificantes en las infusiones de hierbas de grosellero para todas las afecciones que hemos nombrado.

Utiliza tres cucharaditas de hojas secas de grosellero en un litro de agua hervida, deja actuar sus componentes por 10 minutos y bebe dos vasos al día, antes de las comidas.

Contraindicaciones del Grosellero

La planta de grosellero administrado en infusiones o extractos directos de la fruta, no tiene contraindicaciones particulares en personas sanas. Sin embargo, algunas limitaciones deben tenerse en cuenta.

  • Las infusiones de grosellero negro, está contraindicado en caso de hipertensión y podría interactuar con algunos fármacos, como los anticoagulantes.
  • Esta misma especie podría causar reacciones alérgicas en personas predispuestas.
  • En mujeres embarazadas, su uso no es recomendado por especialistas, tampoco está indicado en el período de lactancia, así como para niños menores de tres años.
  • Debido a su poderoso efecto diurético, no se recomienda el uso de ninguna especia de grosellero a personas con enfermedad renal o de cálculos, ya que haría que los riñones funcionen demasiado. Además, no se recomienda su consumo en pacientes epilépticos y en aquellos que sufren trastornos nerviosos.

¿Sabías qué? La grosella roja una vez se consideró un amuleto de buena suerte, mientras que la grosella negra se usó en la tradición popular, para evitar la melancolía, los malos pensamientos y también para combatir la plaga.