Infusiones de Hamamelis

La hamamelis es una planta conocida por los expertos como Hamamelis virgianana, es un arbusto similar a la avellana que posee interesantes propiedades astringentes y anti-hemorrágicas gracias a la abundancia de taninos solubles y flavonoides en sus hojas y corteza. También se aprecia como una hermosa planta ornamental en parques y bosques. A través de las infusiones Hamamelis, encontrarás un potente aliado para conservar la buena salud. Conoce aquí sus propiedades.

Origen y características de la Hamamelis

La planta Hamamelis se refiere a cinco especies de arbustos de la familia Hamamelidaceae. Son nativos de América y Asia y los américanos le dieron el nombre de “bruja color avellana”.

Sus hojas secas y corteza se utilizan principalmente para preparar cremas, infusiones, tinturas y supositorios con fines medicinales. Sus ramas retorcidas recuerdan al avellano, sus hojas otoñales caducas tienen un color verde que tiende a dorarse y en otoño, y adquiere un cálido color amarillo ocre que las convierte en las plantas ornamentales más pintorescas.

El hamamelis, que crece espontáneamente en bosques húmedos hasta 7 m de altura, también se cultiva como un arbusto ornamental en América del Norte.

Propiedades y beneficios de la Hamamelis

Propiedades de Hamamelis

Como ya hemos visto, las partes de la hamamelis con propiedades terapéuticas son las hojas y la corteza. De aquí puedes obtener todos sus nutrientes a través de infusiones. Conoce todas las afecciones que puedes mejorar con una toma regular de té de Hamamelis.

Es un aliado para la piel saludable

Su alto contenido de taninos permite tener una acción vasoprotectora y reparadora de la piel. Por lo que los brebajes de hamamelis se encuentran entre los más recomendados en caso de dermatitis de tipo alérgico. También actúa como un tónico natural y como limpiador para la piel grasa, llena de granos o con acné.

Favorece la pérdida de peso

Las infusiones de hamamelis están indicadas en el caso de tratamientos para adelgazar o para remover la celulitis. De hecho, esta planta tiene propiedades diuréticas y drenantes que, al favorecer la diuresis, ayudan a purificar el organismo y en consecuencia, a bajar de peso.

Protege el sistema circulatorio

Los flavonoides también son un remedio eficaz cuando se trata de controlar los trastornos del sistema circulatorio. Desde flebitis, hasta venas varicosas y hemorroides, la fragilidad capilar, tendencia a magulladuras, celulitis, y cualquier problema que requiera una acción astringente.

Es un poderoso calmante

Las hojas secas de hamamelis en infusiones, también tienen propiedades antihemorrágicas,  por lo que es muy efectiva en caso de metrorragia y dolor menstrual.

Actúa contra la insuficiencia venosa y las hemorroides

Gracias a las actividades flebotónicas, vasoconstrictoras, astringentes y hemostáticas que confieren los taninos, el hamamelis es un remedio efectivo, que puede usarse en infusiones, en caso de insuficiencia venosa y hemorroides.

Componentes de la Hamamelis

Los ingredientes activos de Hamamelis son, principalmente, y en mayor proporción, los taninos derivados del ácido gálico y taninos catequéticos. También contiene flavonoides como el flavonol glucósidos y heterosidos de kaempferol y quercetol. Los ácidos orgánicos como ácidos cafeico, quínico, gálico, y el aceite esencial, también son responsables de proporcionar beneficios de gran importancia al organismo.

¿Cómo tomar la infusión de Hamamelis?

Cómo tomar infusiones de Hamamelis

Para preparar una nutritiva infusión de Hamamelis, vierte agua hirviendo sobre 2 a 4 cucharaditas de hojas secas finamente picadas y deja infundir durante 5 a 10 minutos, antes de filtrar.

Puedes beber una taza de té de hierbas de Hamamelis de 2 a 3 veces al día. La infusión también la puedes usar para remojar una compresa y usar como cataplasma. En homeopatía, se recomienda tomar Hamamelis a razón de 5 gránulos, 2 a 3 veces al día.  Para otras patologías más delicadas, es necesario consultar a un homeópata para obtener la dosis más adecuada.

Contraindicaciones de la Hamamelis

El uso de la hamamelis en infusiones, no supone un gran número de contraindicaciones. Sin embargo, es importante considerar estas advertencias en caso de requerir una ingesta frecuente de esta planta.

  • Problemas hepáticos: no debe usarse en personas con enfermedad hepática o con hipersensibilidad a uno o más componentes.
  • Embarazo: no se recomienda la ingesta regular de hamamelis en infusiones, especialmente en mujeres embarazadas, debido a la alta presencia de taninos.
  • Alergias: la hipersensibilidad o alergias a los ingredientes activos de la planta, pueden causar dermatitis e irritación severa en la piel.

¿Son efectivas las infusiones de Hamamelis para el cuerpo?

Las hojas secas de hamamelis preparada en infusiones representan una cura real para nuestro cuerpo porque ayuda a fortalecer las paredes venosas y capilares, y también elimina el exceso de líquidos del organismo. Por ser una de las plantas más ricas en taninos, sus propiedades actúan de una forma sorprendente, lo que resulta muy efectivo para combatir las afecciones que amenazan la buena salud.