Infusiones de Helicriso o Siempreviva

Entre las plantas aromáticas comúnmente usadas en la cocina, no podemos dejar de mencionar el Helicriso, un arbusto apropiado para las decoraciones de flores secas, gracias a que conserva su color y su aroma durante mucho tiempo, incluso después del secado; una de las razones que le atribuyen el nombre popular de “siempreviva”. Adicionalmente, esta hermosa planta también ha ofrecido interesantes beneficios terapéuticos desde la antigüedad. Conoce en este artículo las propiedades de las infusiones de Helicriso o siempreviva.

Origen y características del Helicriso

La planta perenne de Helicriso es un arbusto aromático cuyo nombre se deriva del latín “Helios”   (sol) y “Chrysos” (oro). Es originario del sur de Europa, pero está muy extendido por todo el mundo.

Este pequeño arbusto densamente ramificado, es de color gris verdoso blanquecino y amarillo. Posee ramas herbáceas hasta la base, de unos 30 o 50 cm de altura. Sus hojas son plateadas, de hilo lineal y tomentosa. Las cabezas de las flores, de color dorado brillante, se agrupan en una densa inflorescencia corimbosa. Durante el verano se produce una segunda floración  menos abundante; los frutos son brillantes, blancos, de forma cilíndrica.

Propiedades y beneficios del Helicriso

Propiiedades y beneficios del helicriso

El Helicriso o siempreviva tiene antihistamínicos, propiedades antiinflamatorias y es particularmente útil en el tratamiento de alergias e irritaciones de la piel. Las partes superiores de la planta se utilizan en fitoterapia y también en infusiones para el tratamiento de las vías respiratorias, etc. Estos son algunos usos que puedes darle a la planta.

Es un potente calmante y expectorante

El helicriso se utiliza para uso interno en bebidas calientes, para calmar los excesos de tos o tosferina, para promover la eliminación del catarro bronquial, calmar los espasmos del asma y aliviar las irritaciones alérgicas de las membranas mucosas.

Es un aliado en problemas de la piel

Sus propiedades astringentes y calmantes se utilizan en varios productos cosméticos para aliviar el enrojecimiento y el agrietamiento de la piel. De hecho, mediante el uso de infusiones de helicriso en compresas, se pueden aliviar y corregir algunos problemas como el acné, el eccema, la dermatitis, la psoriasis, la rosácea, el herpes y la inflamación de la piel. También sirven para prevenir y tratar las quemaduras solares, la flebitis, el edema, las heridas, las cicatrices, las llagas y  las hemorroides.

Tiene propiedades desinflamatorias

Este brebaje natural es una ayuda válida para combatir inflamaciones producidas por enfermedades como la neuralgia y la neuritis, la artritis, la poliartritis y la osteoartritis.

Actúa como un drenaje y desintoxicación

En presencia de toxinas debido a excesos de alimentos o al consumo de drogas, intoxicación alimentaria o alergia, el consumo de helicriso en infusiones, estimula y mejora la circulación al atenuar los trastornos de la microcirculación, sobre todo en la parte inferior del cuerpo, lo que provoca la molesta sensación de hinchazón. La acción del drenaje del tejido drena el hígado y los vasos linfáticos mediante la eliminación de toxinas.

Favorece la salud del cuero cabelludo

También es posible aprovechar los beneficios del helicriso en el cabello. Sus propiedades actúan contra la caspa y para fortalecer el cabello frágil. Frota el cuero cabelludo mientras lo lavas con las infusiones de la planta y de forma inmediata verás los resultados.

Componentes del Helicriso

Componentes de helicriso

La composición del helicriso es decididamente compleja: de hecho, los componentes principales están representados por flavonoides, aceites esenciales, fitoesteroles, taninos, triterpenos, ácido cafeico y otro puñado sustancial de sustancias, entre las cuales podemos mencionar el arenarino, al cual se atribuye una propiedad hepatotóxica particular.

Es precisamente esta sinergia de ingredientes activos la que le da a la planta de helicriso, propiedades útiles para combatir diversos problemas de salud.

¿Cómo utilizar la infusión de Helicriso o siempreviva?

Para preparar una infusión de helicriso vierte una cucharada de flores en una taza de agua previamente hervida, apaga el fuego, cubre y deja infundir durante 10 min. Luego filtra la infusión y tome 4 tazas al día entre las comidas si requieres combatir alguna afección como la  tos  y el  asma.

Las decocciones de la planta, para remedios externo, utiliza una cucharada de helicriso en una taza de agua.

Vierte las copas de las flores picadas en agua fría, enciende el fuego y deja hervir por unos minutos más y apagar el fuego. Tapa y deja actuar durante 10 min. Luego filtra la infusión y aplica compresas para calmar y aliviar la piel irritada.

Contraindicaciones del Helicriso o Siempreviva

No se conocen efectos secundarios o contraindicaciones importantes sobre el consumo de infusiones de helicriso o siempreviva.  Sin embargo, algunas advertencias hay que considerar antes de su ingesta.

  • Interacción con otros medicamentos: pueden registrarse interacciones con otros fármacos, anticoagulantes o en pacientes con tratamiento en cálculo biliares.
  • Alergias: su consumo puede causar alergias en personas con hipersensibilidad a los componentes de la planta.
  • Otras contraindicaciones: el uso de esta planta también está contraindicada en niños, durante el embarazo y la lactancia. En personas con trastornos emocionales y alérgicos a la familia de las asteráceas.

¿Sabías qué? las hojas del helicriso proporcionan un aroma moderado al curry y se pueden usar para dar sabor a risottos, sopas, carne de ave y rellenos.