Infusiones de Hibisco

Algunas plantas también son muy conocidas por su efecto refrescante durante los ardientes veranos. Tal es el caso del Hibisco, una planta cuya infusión se utiliza como bebida para calmar la sed, pero además es diurética, tiene y tiene una gran fuente de vitamina C y polifenoles que ejercen una actividad antioxidante. Los beneficios de las infusiones de Hibisco se pueden enumerar en una gran lista, sigue leyendo y descubre cuáles son.

Origen y características del Hibisco

La planta de hibisco, o Jamaica rose como también se le conoce, es originaria del Medio Oriente, de hecho es con la que se prepara el té de karkadé, una bebida típica en Egipto.

La infusión o té de karkadé a base de flores de hibisco, tiene un particular color rojo intenso, gracias a su alto contenido de pigmentos naturales y antocianinas.

Propiedades y beneficios del Hibisco

Propiedades y beneficios del hibisco

Las bellas flores de esta planta son a partir de las cuales se hace el té de hierbas refrescante; pero no solo son hermosas, sino que también son ricas en propiedades nutricionales y con beneficios terapéuticos para la salud del organismo y la belleza.

El hibisco tiene propiedades cosméticas

Las infusiones de hibisco se utilizan en algunos países para la preparación de tratamientos naturales y fragancias para pieles sensibles. Se puede ingerir como una bebida caliente para beneficios internos, pero para uso externo, se emplea en una toalla para compresas frías sobre la piel irritada. Sus propiedades calmantes y relajantes son un remedio natural para tratar problemas de la piel como la celulitis y las várices y, en el caso de la salud del cabello, para aliviar la fragilidad de los capilares.

Resuelve los problemas de estreñimiento

El consumo frecuente de té de hibisco es un remedio natural muy efectivo contra el estreñimiento crónico. El efecto de esta bebida es muy suave, pero debe ser de uso constante. Para tratar este problema, lo mejor es tomar al menos por tres semanas seguidas, tomarse un descanso de una semana y continuar el curso durante otros 10 días más.

Es útil para fortalecer los vasos sanguíneos

Gracias al contenido de vitaminas C y P en la planta, las materias primas se utilizan para fortalecer los vasos sanguíneos. Las antocianinas ayudan a reducir la tasa de formación de grasa en el cuerpo. Es por esto que se utiliza como una herramienta para hacer frente al sobrepeso.

Ayuda a combatir el colesterol

La combinación de ingredientes activos tiene la propiedad de reducir el nivel de colesterol malo en la sangre, lo que mejora el nivel de los triglicéridos y reduce los riesgos de sufrir  enfermedades del corazón.

Favorece el funcionamiento del hígado

La infusión, preparada a partir de las flores, ayuda a restaurar las células del hígado, elimina los productos metabólicos que causan diversas enfermedades y el envejecimiento prematuro.

Mejora la presión arterial

Debido a sus propiedades diuréticas y antiespasmódicas, el hibisco en bebidas calientes, ayudan a mantener un nivel de presión arterial normal.

Tiene una función antiinflamatoria

La presencia de sustancias antiinflamatorias en las infusiones o té de hibisco, hace que esta planta sea una excelente aliada en el tratamiento de la bronquitis, la faringitis, la traqueítis y la cistitis.

Componentes de la planta de Hibisco

El hibisco es una planta rica en fitoesteroles, flavonoides, glucosa, aminoácidos, polisacáridos, ácido ascórbico, ácidos málico, tartárico y cítrico. También contiene antocianinas, taninos, pectina, vitaminas P y C y sustancias minerales. Tomadas como una infusión o como té de karkadé, las flores de hibisco tienen un efecto antiséptico, muy efectivo para infecciones como la cistitis, la presión arterial y los vasos sanguíneos.

Preparación y dosis de la infusión de Hibisco

Preparación de infusiones de hibisco

El té de karkadé o las bebidas refrescantes de hibisco se preparan mediante la infusión de flores secas o pétalos picados que le dan su característico color rojo intenso debido a la presencia de pigmentos naturales y antocianinas; también le proporcionan un sabor que tiende a ser ácido.

La preparación es la misma que para un té común: se hierve una taza de agua natural o 250 ml, se vierte una cucharadita de hibisco y se deja infundir entre 5 y 8 minutos, después de lo cual se filtra y se endulza con azúcar o miel.

Es importante no exceder las 3 tazas de té o infusiones diarias. Esta dosis es suficiente para aprovechar al máximo sus beneficios y además evita la presencia de efectos secundarios.

Contraindicaciones del Hibisco

Aunque los efectos secundarios son una excepción, siempre hay que tener cuidado en ciertas situaciones. Por ejemplo:

  • Embarazo: se trata de la infusión de una planta que no debe ingerirse durante el embarazo y la lactancia.
  • Presión arterial baja: dada su capacidad para combatir la presión arterial alta, se debe tener cuidado con la ingesta de estas infusiones si el problema es el opuesto, es decir, la presión arterial baja.
  • Propiedades laxantes: debido a sus efectos laxantes, la dosis no debe ser excedida, para evitar efectos secundarios no deseados.

Te recomendamos tomar esta bebida de hibisco en infusiones calientes, temperatura ambiente o bien fría para refrescante. Pero si deseas mejorar diferentes aspectos de tu salud como los que te hemos nombrado ¡No pierda de vista a este valioso aliado natural!