Infusiones de Hierba limón o limoncillo

La hierba de limón, verbena india o limoncillo, es una planta que puede usarse en varios campos, como terapéutico o cosmético. También es ideal para combatir los mosquitos durante la temporada de verano. Pero esta hierba además ha sido utilizada por los griegos en la antigüedad por sus propiedades medicinales. Otros usos habituales de esta planta, están relacionados con la cocina. Conoce más sobre esta fantástica hierba natural y aprende cómo aplicar las infusiones de hierba de limón o limoncillo para el cuidado de la salud en general.

Origen y características del limón o limoncillo

La hierba de limón (Cymbopogon citratus), es muy común en África occidental y Central, pero también en el sudeste asiático donde se originó. En total hay tres variedades: citronela de Ceilán (también llamada melissa india), limoncillo y limoncillo de Java. Los tres se usan por sus propiedades medicinales, pero el limoncillo indio es el más usado.

Es una planta con rizomas que pertenecen a la familia Poaceae las cuales forman matas tupidas. La altura de esta hierba es de 1.50 m, y sus hojas lineales son enormes con con rizomas que forma densos mechones de hojas delgadas, tiene un hermoso verde azulado que cuando está arrugada, desprende un delicioso aroma a limón.

La hierba de limón es una planta persistente , es una planta tropical que cuenta con un tallo con propiedades aromáticas que emite un fuerte aroma a limón y que además resulta muy refrescante. La planta también tiene propiedades medicinales, gracias a los recursos únicos que contienen sus hojas.

Propiedades y beneficios de la hierba de limón

Estas hojas, por su fuerte aroma, generalmente se usan como condimento, pero también se puede utilizar para dar sabor a un té o en preparaciones medicinales de infusiones con distintas propiedades: bactericida, hipotensor, antiinflamatorio, antifúngico e insecticida.

Ayuda a resolver los problemas digestivos

El limón o limoncillo es conocido por sus virtudes digestivas y calmantes. Promueve la digestión, reduce los trastornos intestinales y los calambres estomacales debido a su efectividad como antiespasmódico natural.

La infusión de hierba de limón la debes prepararla con 15 g de hojas frescas en 1 litro de agua y deberás consumir una taza después de la comida para facilitar la digestión.

Es una bebida ideal para conciliar el sueño

Una taza después de la comida, de infusiones de limón o limoncillo, te ayudará a conciliar el sueño rápidamente y a tener un sueño profundo y reparador durante toda la noche.

El limón es un aliado para la gripe

Puedes aprovechar los poderes bactericidas y antiinflamatorios de la hierba de limón o limoncillo en infusiones, para luchar contra los estados febriles y de influenza. Para lograr un buen efecto, te recomendamos beber al menos tres tazas de té diarias.

El limoncillo te ayudará a combatir situaciones de estrés

La hierba de limón también es conocida por su efecto sedante en el sistema nervioso. Las personas ansiosas, estresadas y adormecidas podrán tomar una taza de infusión o té después de una comida.

Un remedio natural para diabéticos

El limoncillo es de hecho hipoglucémico y ayuda a disminuir el nivel de azúcar en la sangre, por lo que las infusiones de la hierba de limón resultan un remedio natural muy apropiado para pacientes que sufren de diabetes.

La hierba de limón para dolores articulares o musculares

La hierba de limón es una buena alternativa natural para quienes buscan aliviar el dolor de la artritis y el reumatismo. Los efectos analgésicos a través de sus infusiones, también sirven para calmar esguinces, tendinitis y distensión muscular.

En este caso puedes utilizar los brebajes de la hierba de limón como cataplasma. Humedece un paño con la preparación y coloca directamente sobre el área dolorosa.

Es muy útil para repeler a los mosquitos

La hierba de limón o limoncillo es muy muy apropiado por su fuerte fragancia para repeler a los mosquitos que nos invaden durante el verano.

Componentes de la hierba de limoncillo

El limoncillo contiene moléculas de Citral y Myrcene que le confieren sus propiedades antiespasmódicas, antifúngicas y antimicrobianas. En general, la hierba de limón inhibe el crecimiento bacteriano y microbiano en el cuerpo, en el estómago, colon, tracto urinario y sistema respiratorio. La hierba de limón también es un diurético que contribuye a la pérdida de peso a través de la eliminación de agua y nutrientes no esenciales.

Sus componentes son: Citrals (65 a 86%), mirceno, geraniol, ácido fólico, vitaminas B1, B5, B6, minerales.

Preparación y dosis de infusión de hierba de limón

Para aprovechar sus propiedades medicinales, la hierba de limón se puede utilizar en forma de aceite esencial, infusión, decocción, pero también cataplasma. De esta forma puedes preparar las infusiones.

  • Vierte en un recipiente una taza de agua y lleva a ebullición.
  • Una vez que hierba, añade 2 tallos de hierba limón picados o 15 g.
  • Deja que hierva de 3 a 5 minutos.
  • Apaga, retira el recipiente de la cocina y cubre.
  • Deja que actué por 5 minutos.
  • Utiliza un colador para filtrar bien y bebe de forma inmediata.

Contraindicaciones y advertencias de la hierba de limón

Aunque la hierba de limón es utilizada para resolver problemas de salud, con fines culinarios o en la cosmética, lo cierto es que algunas contraindicaciones y advertencias estás también presentes en su uso.

  • Efectos en la piel: uno de los principales efectos secundarios de la hierba de limón se encuentra a nivel de la piel. Si se aplica directamente en la piel puede causar dermatitis severa o alergias debido a su componente citral. Esta sustancia tiene un agradable olor a cítricos que, sin embargo, puede producir reacciones alérgicas desagradables.
  • Presión cardíaca: la hierba de limoncillo no se recomienda para quienes sufren taquicardia o palpitaciones. Si realizas demasiadas inhalaciones de infusiones de limón o con aceite esencial, aumentará tu ritmo cardíaco y, en consecuencia, tendrás efectos negativos en el sistema cardiovascular.
  • Filamentos de la hoja: las hojas del limoncillo contienen filamentos que pueden causar lesiones en el tracto digestivo. Por lo tanto, te recomendamos filtrar cuidadosamente tus infusiones y decocciones.

¿Sabías qué? con las cáscaras del limón puedes hacer aromatizantes. Solo debes hervir las cáscaras, agregar algunas ramas frescas de romero y una ramita de vainilla. Una vez frío y concentrado, viértelo en un envase con atomizador y riega por todos los rincones del hogar.