Infusiones de Hipérico o hierba de San Juan

Los jardineros están familiarizados con la hierba de San Juan, cuyas brillantes flores amarillas han adornado muchos macizos de flores desde junio. Raramente saben que pueden usar sus hojas o flores para obtener un antidepresivo natural suave sin efectos secundarios. Esta planta con propiedades reconocidas por los médicos, está particularmente indicada en casos de depresión transitoria o estacional, aliviando en pocas semanas todos los síntomas. Conoce aquí éstos y otros beneficios para la salud que ofrecen las infusiones de Hipérico o hierba de San Juan.

Origen y características del Hipérico

Se cree que esta hierba es originaria de Europa, África del Norte, Asia occidental, Azores y Madeira, pero ahora también se cultiva ampliamente en todo el mundo con fines domésticos y comerciales.

Las propiedades de esta planta han sido ampliamente estudiadas por los científicos y se ha demostrado su eficacia. La OMS actualmente la reconoce como “clínicamente establecido” el uso oral de la hierba de San Juan en el tratamiento de la depresión leve a moderada.

Esta planta es reconocible físicamente por sus hojas punteadas, lisas, de color verde claro y prolongadas. Las flores tienen un borde negro, cinco pétalos amarillos con un centro cubierto con muchos estambres, lo que le da un aspecto peludo. La hierba de San Juan es una planta silvestre puede alcanzar una altura de 90 cm con tallos redondos y erectos.

Propiedades y beneficios de la Hierba de San Juan

Propiedades de hipérico

El hipérico es una de las hierbas naturales más utilizados para la depresión. También tiene propiedades sedantes, antivirales y antibacterianas y antiinflamatorias que lo hacen muy  útil para curar muchas afecciones. Estos son algunos usos medicinales de la planta.

Es un remedio natural para la depresión

Actualmente la Hierba de San Juan se usa para el buen funcionamiento del sistema nervioso por lo que se puede tratar problemas como la depresión, la ansiedad y ciertos trastornos del sueño, gracias a la acción conjunta de diferentes sustancias, como hipericina, hiperforina, flavoinoides, xantonas. Sus efectos neurológicos son, por lo tanto, probados y reconocidos.

Ayuda a combatir el cáncer

Debido a la presencia de un compuesto antioxidante de la hierba de Hipérico, resulta muy beneficioso para la prevención de varios tipos de cáncer, como el cáncer de piel, el cáncer de colon y el cáncer de próstata. Estos componentes ayudan a destruir las células cancerosas y detener su crecimiento. También pueden combatir los radicales libres y a prevenir el daño oxidativo de nuestras células.

Tiene propiedades antiinflamatorias

Las propiedades antiinflamatorias de la hierba de San Juan, ayudan a la buena salud de las articulaciones, reduciendo la inflamación y aliviando el dolor de las coyunturas. Consumir infusiones de hipérico de forma regular puede prevenir la artritis y proporcionar alivio de esta enfermedad en personas que la padecen.

Es un aliado para combatir la diabetes

Los brebajes de hipérico son muy útiles para reducir la absorción del nivel de glucosa en nuestro torrente sanguíneo, y para controlar el nivel de azúcar en la sangre y prevenir la diabetes. Por lo tanto, el consumo regular sus infusiones pueden reducir el riesgo de diabetes tipo 2.

Ayudan a controlar los niveles de colesterol

El colesterol es el principal factor de los problemas cardiovasculares. La hierba de hipérico preparada en bebidas calientes, es muy útil para controlar el nivel de colesterol en nuestro cuerpo y reducir varios tipos de problemas relacionados como presión arterial alta, ataques cardíacos, el colesterol malo (LDL), entre otras.

Promueve la digestión

La hierba de San Juan contiene una gran cantidad de vitaminas del complejo B, que resultan muy beneficiosas en el metabolismo de los carbohidratos, proteínas y grasas. También contiene propiedades antibacterianas y antisépticas, que protegen nuestro sistema digestivo contra invasores extraños, como bacterias y virus.

Es un remedio natural para la piel

Desde la antigüedad, el hipérico se ha utilizado para tratar diversos problemas de la piel, tales como: quemaduras solares, heridas, erupciones cutáneas, dermatitis, etc. Puedes emplear cataplasma o parches de la hierba de San Juan directamente sobre la herida. Esto ayuda a mejorar el flujo de sangre en el área afectada y a mejorar el proceso de curación. También tiene propiedades antioxidantes que ayuda a prevenir el daño oxidativo de las células de la piel, previniendo el acné, los signos de envejecimiento, manchas marrones, etc.

Componentes del Hipérico

Gracias a las técnicas farmacéuticas actuales, la mayoría de los productos de la hierba de San Juan contienen extractos cuyo contenido de sustancias activas está estandarizado. Aunque los mecanismos de acción de la planta aún no están rigurosamente establecidos, el ingrediente activo principal es la hiperforina, una molécula capaz de inhibir la recaptación de neurotransmisores como la serotonina o la dopamina, conocida por su acción en la piel y en el estado nervioso. Estos son todos sus componentes:

  • Bioflavonoides
  • La hipericina, inicialmente considerada como el principal componente psicoactivo de la planta.
  • Seudohipericina
  • Hiperforina, un derivado del floroglucinol, actualmente considerado como el principal componente psicoactivo de la planta.
  • Adhyperforine
  • Una gama de antioxidantes que pueden tener un impacto significativo en el comportamiento hormonal, físico y químico del cuerpo.

¿Cómo se prepara la infusión de Hipérico?

Para preparar las infusiones medicinales de la hierba de San Juan, primero saca las cabezas de las flores y las hojas jóvenes que has cosechado lejos de la luz y la humedad. Para obtener un efecto antidepresivo, debes infundir de 15 a 30 g de plantas secas en un litro de agua, por un tiempo promedio de 10 a 15 minutos. Luego puedes beber unas cuantas tazas al día. Generalmente se recomienda no exceder las 3 tazas diarias.

Contraindicaciones de la Hierba de San Juan

Contraindicaciones de hipérico

Aunque ciertamente se ha comprobado una mejora en la salud emocional con la ingesta regular de esta hierba en forma de té, es importante tomar en cuenta algunas consideraciones.

Niños: el hipérico o la hierba de San Juan no se recomiendan para niños menores de 6 años, y en caso de niños mayores, la dosis debe ser siempre adaptada y validada por un médico.

Embarazos: esta hierba medicinal según la OMS no está indicado su uso en mujeres embarazadas o durante la lactancia después del parto.

Trasplantes: los receptores de trasplantes no deben consumir la hierba de San Juan de ninguna forma.

Interacción con otros medicamentos: las infusiones o brebajes de esta planta debe tomarse con mucha cautela, ya que su mal uso puede ser peligroso. De hecho, es probable que los ingredientes activos presentes en la hierba de San Juan interactúen con muchos medicamentos, principalmente si el paciente está en control médico para la depresión o trastorno bipolar.

Reduce efectos de otros fármacos: las personas deben evitar la absorción de infusiones de esta planta antes de la cirugía, ya que sus componentes pueden reducir los efectos de los  anestésicos. Estos son otros medicamentos que interactúan con la planta.

  • Anticoagulantes
  • La píldora anticonceptiva
  • Antirretrovirales
  • Inmunosupresores como la ciclosporina
  • El anti-migraña de la familia triptana
  • Digoxina y teofilina

¿Es realmente efectivo el hipérico para el equilibrio emocional?

La hierba de San Juan es una alternativa natural y efectiva a los antidepresivos convencionales. Una toma regular de las infusiones de hipérico o la hierba de San Juan contribuye al equilibrio emocional y mantiene un estado de ánimo positivo, de acuerdo a muchos estudios científicos. Tomado habitualmente en forma de cura, este remedio natural ayuda a mantener la relajación y la sensación de bienestar mental.