Infusiones de Jengibre

En la medicina herbal podemos reconocer muchas plantas con excelentes virtudes, una de ellas es el jengibre, cuyos beneficios para la salud son numerosos. Además de su reputación como un poderoso afrodisíaco y de su representación en la cocina, este tubérculo conserva muchas más propiedades medicinales. En este artículo te hablaremos especialmente de las infusiones de jengibre y cómo obtener mediante este brebaje, todos su efectos.

Origen y características del jengibre

El jengibre o Zingiber officinale, es una planta herbácea perenne de la familia  Zingiberaceae al igual que la cúrcuma. Es nativa de la India, pero actualmente se puede encontrar también en Sri Lanka, Jamaica, el Caribe, América Central y Brasil.

Físicamente se trata de una raíz perenne, tuberosa, de rizoma irregular y rugoso que se cosecha después de la floración, y que se consume seca. Su sabor es ligeramente picante, distinto y pronunciado, por lo que no se necesita mucho para elevar el sabor de los platos o para preparar una buena infusión con jengibre para efectos medicinales.

Propiedades y beneficios del jengibre

Propiedades del jengibre

Esta especia tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas, antioxidantes, digestivas y antibacterianas, todas las características que hacen que el jengibre, consumido en infusiones con las dosis adecuadas, sea capaz de proteger el organismo en los siguientes casos:

Ayuda a purificar la sangre

El jengibre tiene virtudes purificadoras, es decir, limpia el cuerpo, incluida la sangre, de todos los desechos que contiene. En conjunto con el limón, esta virtud del jengibre se multiplica, lo que es beneficioso para la circulación sanguínea y la eliminación del colesterol malo.

El jengibre es un potente afrodisíaco

Desde la antigüedad, el jengibre se ha considerado un potente afrodisíaco natural. Una toma regular en infusiones, puede ayudar a los hombres y mujeres a mejorar su deseo sexual y potenciar las erecciones en el caso masculino. Este efecto se obtiene por la capacidad que tiene el jengibre de limpiar la sangre y de aumentar la circulación sanguínea.

Mantiene la glucemia y el colesterol a raya

Es excelente el efecto de los brebajes de jengibre en la regulación de algunos parámetros importantes de nuestra salud, incluido el nivel de glucosa y grasas en la sangre. En ambos casos, esta especia consumida en polvo en una cantidad de 2 a 3 gramos se ha demostrado que reduce el azúcar en la sangre y las grasas dañinas.

Las virtudes del jengibre sobre el sistema inmunológico

La raíz del jengibre en forma de infusión, aporta muchos nutrientes para mantener las defensas altas. El jengibre calentará tu cuerpo, activará tu sudor y activará tus membranas mucosas calentando tus pulmones y fortaleciendo tu sistema inmunológico. Para esto, te recomendamos tomar un té o una infusión de jengibre por la mañana.

El jengibre es un gran aliado contra las náuseas y vómitos

En 1999, la Organización Mundial de la Salud reconoció la utilidad del rizoma de jengibre para combatir las náuseas y los vómitos en el embarazo. De hecho, los gingeroles y shogaoles contenidos en la planta desempeñan un papel importante en el efecto antiemético, en particular al actuar sobre la reducción de los movimientos del estómago.

Para este propósito, es recomendable masticar pequeños trozos de raíz después de las comidas o tomar un sorbo de té de hierbas a base de jengibre.

El jengibre es un antiinflamatorio natural

Una de las ventajas que ofrece la toma de infusiones diaria del jengibre es que mejora el dolor o la inflamación muscular y articular. Además su efecto analgésico ayuda a aliviar los dolores de cabeza, artritis, dolor menstrual, dolor muscular, etc.

Combate la tos, el dolor de garganta y el resfriado

Precisamente porque es compatible con el sistema inmunológico y por sus cualidades antibacterianas y antiinfecciosas, el jengibre, especialmente tomado en forma de té de hierbas, es excelente para calmar la inflamación y dolor en la garganta, calmar la tos y combatir los síntomas de frío.

Perder peso con infusiones de jengibre

El jengibre es un excelente remedio natural que ayuda a perder peso, esto se debe al hecho de que esta especia es capaz de acelerar el metabolismo al actuar como un alimento para quemar grasa. Todo esto es gracias al gingerol, un ingrediente activo presente en la especia con efectos termogénicos que permite aumentar la temperatura corporal y, por lo tanto, quemar aún más grasa.

Componentes del jengibre

El rizoma del jengibre es de donde se obtienen las infusiones medicinales. Ésta se compone principalmente de almidón, pero también contiene grasas, aceites esenciales y proteínas. El sabor que proporciona un gusto cálido proviene de tres elementos: shogaol, paradol y zingerone. También es posible extraer de esta raíz una esencia de oleorresina.

En términos de nutrición, el jengibre proporciona vitaminas y minerales que ayudan a mantener su salud. Sus componentes antioxidantes disminuyen los ataques diarios al cuerpo y facilitan la renovación celular. En cuanto al manganeso, está más presente en el jengibre en polvo y es esencial para la constitución de los huesos.

¿Cómo tomar la infusión de jengibre?

En el mercado encontrarás el jengibre en forma de cápsulas, polvo y jarabe, pero la primera recomendación es consumirlo infundido en té de hierbas. Por su sabor pronunciado, es mejor usarlo con moderación, aunque el sabor del jengibre molido es un poco más fuerte que el del jengibre fresco.

¿Pero cuánto jengibre debes tomar todos los días? Para obtener los máximos beneficios, en general, los expertos recomiendan una cantidad de raíz fresca que puede variar entre 10 y 30 gramos diarios. Recuerda dejar hervir la raíz unos 5 minutos, apagar y dejar reposar antes de consumirlo.

Contraindicaciones del jengibre

Contraindicaciones del jengibre

Aunque la toma de infusiones de jengibre resultan ser muy beneficiosas para la salud, debe someterse a consulta médica en los siguientes casos:

  • Embarazo y lactancia: no está comprobado su efecto
  • Interacción con medicamentos: si tomas medicamentos antiinflamatorios, antiagregantes y anticoagulantes, como cardioaspirana. Debido al efecto fluidificante del jengibre.
  • En personas alérgicas: la ingesta debe evitarse por completo en caso de alergia conocida a uno o más componentes y dosis limitadas, ya que un exceso de jengibre puede causar gastritis y úlceras.
  • Dosis altas: las dosis más altas de raíces frescas y en polvo generalmente no se recomiendan porque pueden ser contraproducentes. En algunos casos produce ardor de estómago, malestar intestinal o erupción cutánea.

¿Sabías qué? es un error creer que el jengibre fresco es el más efectivo. Su calentamiento y secado llevan a la transformación de compuestos activos que amplían sus propiedades terapéuticas.