Té kukicha

Infusión de té kukicha

El té kukicha posee grandes propiedades nutricionales, destacándose como una de las bebidas naturales con mayores beneficios para la salud. Es originario de Japón, y se distingue de otros tipos por su peculiar forma de producción. Si quieres conocer más acerca de esta deliciosa bebida, te invitamos a continuar con la lectura.

Conoce también los beneficios del té rojo

Origen y características del té kukicha

El té kukicha se obtiene de la rama y el tallo de la planta Camellia Sinensis, los cuales son cortados pasados los tres años, por tal motivo se conoce también por el nombre de té de tres años. Durante este periodo la planta ha perdido casi por completo la teína, y al mismo tiempo ha adquirido otras propiedades beneficiosas.

La hoja del té kukicha es de alta uniformidad y de un rico color esmeralda, sin embargo, éste puede variar dependiendo de la zona de origen y del proceso natural de la hoja. Su sabor es inconfundible, es ligeramente dulce y a la vez recuerda a un aroma cítrico, muy refrescante.

Propiedades y beneficios del té kukicha

Propiedades de kukicha

Propiedades de kukicha

La infusión de kukicha tiene propiedades anticancerígenas, antidepresivas, alcalinizantes, diuréticas, desintoxicantes, y otras más que te detallamos a continuación.

1. Actúa contra varias enfermedades

Tomar el té de tres años es una solución efectiva a diversos problemas relacionados con la acidosis, gracias a su capacidad para alcalinizar el pH corporal, pudiendo evitar úlceras estomacales, afecciones renales, etc.

2. Tiene propiedades para adelgazar

Ayuda a quemar grasa, es una combinación perfecta con una buena rutina de ejercicios y una dieta balanceada, para bajar de peso.

3. Aporta energía y es depurativo

Al igual que el té blanco, el té kukicha tiene poca cafeína, pero aporta suficiente energía. Su acción depurativa, favorece la eliminación de toxinas en el cuerpo, siendo ideal para situaciones que requieran un esfuerzo extra, ya sea físico o mental.

4. El té kukicha favorece la salud mental

Reduce los niveles de estrés, depresión, nerviosismo, e incluso los trastornos del sueño.

5. Retrasa el envejecimiento

Su propiedad antioxidante retarda la aparición de los signos de envejecimiento, como arrugas, manchas, líneas de expresión, etc.

6.  Favorece la salud bucal

Su consumo se relaciona con una menor aparición de caries dentales. Un beneficio atribuible a su contenido de flúor y propiedades bactericidas.

7. Otras propiedades del té

Posee en su composición flavonoides y catequinas, que brindan propiedades antimicrobianas, antioxidantes, anticancerígenas y diuréticas.

Composición

Este té contiene minerales, especialmente calcio, potasio, magnesio, fluor, y zinc. A su vez cuenta con potentes antioxidantes como la vitamina E, C y B, entre otras moléculas como las catequinas y flavonoides que son esenciales para una buena salud.

Una taza de té de kukicha tan solo tiene 1% de cafeína, por este motivo no posee grandes efectos estimulantes en comparación a otros tés. Se considera la solución ante cualquier carencia nutricional.

Te invitamos a conocer también los beneficios del té verde

Cómo preparar té kukicha

Preparación del té kukicha

Preparación del té kukicha

Este tipo de té se puede tomar tanto frío como caliente y su preparación es muy sencilla.

Debes utilizar una cucharadita de té por taza de agua. Luego dejar infusionar durante 2 minutos a una temperatura de 80 °C aproximadamente, sin llevar a ebullición.

Otras formas de preparar té kukicha

Hay muchas recetas para preparar infusiones de té kukicha, algunas de las más populares es incluir canela, jengibre, regaliz o cítricos para reforzar sus propiedades y dar un sabor diferente.

Es perfecto para tomar en la noche o antes de dormir, gracias a su bajo contenido en cafeína.

Contraindicaciones del té kukicha

Las contraindicaciones de este té son prácticamente nulas, no obstante, alguna información recomienda evitar el consumo en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, y en personas con antecedentes cardiacos.

Al igual que otros tés, se aconseja su consumo posterior a las comidas, con el propósito de evitar que la absorción del hierro no sea vea afectada.